carbon activado

El afán por lucir dientes blancos y brillantes puede llevar a las personas a tomar cualquier recomendación, por más descabellada que parezca, para conseguirlos.

Antes eran las abuelas, pero ahora son los “influencers” los que ofrecen todo tipo de remedios para tener una estética acorde a los cánones de la sociedad actual.

Uno de los casos es la difusión de la idea de que el carbón activado como un agente milagroso que elimina manchas y blanquea el esmalte de una forma rápida y económica.

Nada más lejos de eso. Contrariamente, el carbón activado podría desencadenar otros problemas más graves que algunas manchas en los dientes.

El presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro Reino, advirtió de que estas afirmaciones sobre las bondades del carbón activado son falsas y recalcó que es un material obtenido a partir de un proceso químico con cáscara de coco, que resulta ser muy abrasivo para el esmalte de los dientes.

 “El carbón activado tiene una gran capacidad abrasiva, es como si nos pasáramos una lija por los dientes. Al desgastar el esmalte natural se producen varios efectos: queda a la vista la dentina, cuyo color es más amarillento que el esmalte, aumenta la sensibilidad dental, puesto que los nervios de los dientes estarán más desprotegidos; además, las encías también pueden quedar dañadas”, explicó Castro Reino.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*