El hilo dental es un excelente complemento que te permitirá intensificar la higiene dental, yo considero que es casi obligatorio cuando queremos buenos resultados. Es necesario que los pequeños se acostumbren a su uso, lo cual debe realizarse después de un cepillado.

Te daremos algunos consejos para que tengas en cuenta a la hora de usar el hilo dental:
Lo primero que debes hacer es cortar un trozo de 50 centímetros, enrolla gran parte de este hilo en tus dedos. Deja unos 3 centímetros que será lo que se empleará.

Ahora deberás introducir de manera cuidadosa el hilo dental entre las piezas dentales, para facilitar su ingreso utiliza movimiento de sierra.

Al llegar al borde la las encías deberás curvarlo contra algún diente y deslízalo en el espacio que queda entre la encia y el diente hasta que notes una suave resistencia. Nunca lo pases violentamente sino podrás lastimar las encías.

Por ultimo coloca el hilo dental contra el diente y así terminaras de eliminar los restos de comida y la placa dental. Realiza la misma operación con todos los dientes empleando diferentes tramos del hilo dental limpio.

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorSensibilidad dental ¿Qué es?
Artículo siguienteLos beneficios del te verde
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*