Un protésico dental de San Pedro del Pinatar, en Murcia, será juzgado por un presunto delito de intrusismo profesional. Está acusado de atender directamente a una paciente que necesitaba una prótesis.

Lo decidió el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de San Javier, que ha tramitado las diligencias abiertas tras la denuncia de esa paciente.

La acusación, calificada por el Ministerio Fiscal y de la acusación particular, que impulsa el letrado Paulo López-Alcázar en representación del Ilustre Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la Región, es sobre hechos que ocurrieron en 2016, cuando la mujer acudió al domicilio particular del protésico para pedirle que le fabricara una prótesis dental. La paciente explicó en su denuncia que había conocido por referencias la labor que realizaba ese profesional.

La mujer pagó 600 euros y acudió varias veces al lugar hasta que el trabajo quedó finalizado, pero cuando la prótesis se rompió, el ahora acusado se negó a arreglarla.

El sospechoso habría incurrido en intrusismo, ya que realizó labores propias de un dentista, como tomar las medidas, hacer la prescripción y colocar la pieza, y que además lo hizo “en condiciones completamente insalubres”, según el escrito.

La parte acusadora exige una multa de los 2.880 euros a los 7.200 euros, además de una indemnización de 600 euros para la perjudicada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*