Ese hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes, sobre todo cuando se duerme, conocido como bruxismo puede generar problemas varios para quienes lo padecen, pero además es posible que dañe los implantes dentales, si se tienen.

El bruxismo es padecido por 20% de la población, por ello, la etapa de detección es importante, para iniciar de inmediato el tratamiento que lo corregirá, antes de dar paso al implante.

De acuerdo a conocidas investigaciones, los implantes en personas con bruxismo tienen mayor porcentaje de fallo que en los no bruxistas.

Por ello, los investigadores han concluido que bruxismo es un factor que causa complicaciones técnicas y biológicas, por lo que juega un papel importante en el desgaste del implante.

El bruxismo, causado principalmente por el estrés, la ansiedad y la mala postura, es más común en mujeres que en hombres. Y hasta los niños pueden sufrirlo

A simple vista no se puede diagnosticar, por ello, si la persona siente mucha sensibilidad en los dientes, dolor en la mandíbula y en los oídos, trastornos de sueño y bloqueos o disminución de la apertura bucal debe asistir a un dentista para confirmar.

El profesional aplicará diferentes estudios antes del diagnostico definitivo. Por ejemplo: un estudio radiológico (radiografías especiales de la articulación o resonancias).

Para corregirlo, el paciente tendrá que usar una férula de descarga que puede ser utilizada durante la noche.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*