Cuando los microbios de la boca se alteran pueden desencadenar células inmunitarias que dan paso a una periodontitis, que es una enfermedad inflamatoria común de las encías.

El descubrimiento, publicado en la revista Science Translational Medicine, es de un grupo internacional de investigadores, entre los que se encuentra Loreto Abusleme, de la Universidad de Chile. Y puede dar nuevos enfoques a cómo tratar la periodontitis.

En Estados Unidos, la enfermedad periodontal afecta a casi la mitad de los mayores de 30 años y a 70% de los mayores de 65 años. En una periodontitis se inflaman los tejidos que rodean los dientes, lo que puede conducir a la pérdida de hueso y dientes en una etapa avanzada.

Las conclusiones de la investigación sugieren que las células inmunitarias conocidas como células T helper 17 (Th17) son impulsoras de este proceso, lo que proporciona el vínculo entre las bacterias orales y la inflamación.

Estas células son mucho más prevalentes en el tejido de las encías de los humanos con periodontitis que en las encías sanas y la cantidad de células Th17 se correlacionaba con la gravedad de la enfermedad, según observaron los científicos.

Las Th17 viven en la boca, la piel y el tracto digestivo y aunque protegen contra la candidiasis oral también están relacionadas con enfermedades inflamatorias como la psoriasis y la colitis, lo que sugiere que desempeñan un doble papel en la salud y la enfermedad.

Los científicos usaron ratones para comprobar que, como en el caso de los humanos, las células Th17 se acumulaban más en las encías de los individuos con periodontitis en comparación con los sanos, que servían como grupo de control.

Con el uso de antibióticos, los investigadores también confirmaron que se corta la expansión de las células en las encías, sin afectar a otras células inmunitarias.  Ocurrió lo mismo cuando bloquearon las Th17.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*