Siendo la nicotina la causante, a través de una relación probada científicamente, del cáncer oral, los productos sustitutivos del cigarro no ofrecen un panorama positivo ante la terrible enfermedad.

Las gomas de mascar, las pastillas y los inhaladores a base de nicotina, ayudan a dejar de fumar, pero abren las posibilidades a que el individuo sufra un cáncer en la boca.

Expertos del colegio Queen Mary, de la Universidad de Londres, dirigidos por Muy-Teck Teh, han descubierto que la nicotina administrada a niveles habituales en ese tipo de productos puede agravar los efectos de una mutación genética muy habitual en ese tipo de cáncer.

Las investigaciones incluso señalan que la nicotina, la substancia contenida en el tabaco y que provoca la adicción, puede ser más carcinógena de lo que se creía anteriormente.

 “Aunque reconocemos la importancia de animar a la gente para que deje de fumar, nuestras investigaciones indican que la nicotina presente en las pastillas y el chicle puede aumentar el riesgo de desarrollar el cáncer en la región bucal”, afirma el doctor Teh.

 Teh y su equipo han investigado el papel de un gen llamado FOXMI en el cáncer oral, según explican en la publicación especializada “Public Library of Science One”. Una mutación que intensifica la actividad de ese gen se encuentra en muchos tumores y está también presente en las células precancerosas de la boca, según descubrieron los expertos de esa universidad británica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*