Son varios los factores que hacen a una persona escoger a un dentista o una clínica dental, para un tratamiento de rutina o un tratamiento importante.

Uno de esos elementos es el servicio que se presta al paciente, una vez contratados los servicios. Si el paciente no se siente cómodo con el dentistas o las instalaciones, lo más probable es que no vuelva ni haga una recomendación.

Por ello, los profesionales de la odontología deben dedicar tiempo en cómo mejorar los servicios a sus pacientes. Aquí hay cinco claves fáciles de aplicar.

-No escatimar en comodidad. Una clínica dental no es precisamente un lugar donde, en general, la gente se sienta cómoda, por los temores que se arrastran desde la niñez. Mejorar la sala de espera y la clínica en general será sencillo: Instalar asientos de lujo y un televisor en la sala de espera, colocar música ambiental suave y unas unidades dentales cómodas.

A nivel de relación con el paciente, el dentista debe establecer una buena relación, haciendo preguntas cuyas respuestas le ayuden a atender al paciente la próxima vez.

-Nuevos servicios. Los pacientes esperan que el dentista ofrezca mucho más que simplemente curarles una caries o hacerles una limpieza dental. Debe haber servicios de odontología cosmética, carillas, implantes y endodoncia.

Lo ideal es ampliar sus servicios dentales y ofrecer cosas como implantes dentales, tratamiento de la apnea del sueño, blanqueamientos y alineadores invisibles.

-Recompensas. Se puede organizar un sistema de puntos, como utilizan diversos comercios, que le brinden a sus pacientes, por una cantidad dada de puntos, una tarjeta de regalo para tomarse un café en Starbucks o una limpieza dental gratuita en su clínica. Esta forma de agradecimiento crea mayor lealtad e incluso ganas de ir al dentista.

-No olvidar la vida en la red. La mayoría de las personas buscan e investigan en internet y en redes sociales para informarse de la calidad y la reputación de una clínica dental. Por eso es indispensable mantener su reputación online en lo más alto de las clasificaciones, con una página web de calidad, resolver problemas lo antes posible, mantener presencia periódica en línea.

-Una recepcionista virtual. Una recepcionista real no podrá estar día y noche atendiendo llamadas, pero una virtual sí. Y será ideal para las personas que llamen a altas horas de la noche. Estas inteligencias artificiales pueden reservar y confirmar citas, proporcionar indicaciones para llegar a la clínica y dar información sobre sus servicios dentales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*