El Colegio de Dentistas de Las Palmas aplaudió una sentencia favorable contra el propietario de varias clínicas dentales, que ejercía como dentista sin tener la titulación para ello.

El hombre fue condenado por el Juzgado de lo Penal nº 1, por un delito de intrusismo profesional y estará seis meses en la cárcel. A la sentencia le cabe apelación.

El acusado se atribuía la condición de odontólogo de la que carece, lo que ha motivado la aplicación del tipo penal que lleva aparejado pena de cárcel.

Además, el falso dentista tendrá que indemnizar a la paciente que ejerció la demanda, en concepto de responsabilidad civil, con la cantidad de 3.850 euros que esta le había abonado como parte del tratamiento.

De acuerdo con la demanda, el acusado exploró la boca de la paciente, le tomó mediciones e impresiones a fin de efectuar un trabajo protésico, e intentó extraerle un implante sin lograrlo, colocándole, finalmente, una funda y un puente.

El caso fue encabezado por el Colegio, pues la afectada acudió al ente y al descubrir que el hombre no era dentistas, el Colegio protegió su identidad y presentó la demanda como acusación popular.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*