En un caso en el que el Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife se presentó como acusación particular fue condenado un protésico dental por intrusismo profesional.

El caso tomó relevancia porque el acusado es un  exmiembro del Colegio de Protésicos Dentales de Santa Cruz de Tenerife, que examinaba a los pacientes y les tomaba medidas para la elaboración de prótesis sin contar con la titulación de dentista.

El Juzgado de lo Penal N.º 9 de Santa Cruz de Tenerife dictó la condena, como lo indica la sentencia. De acuerdo al resumen, el acusado atendió, en 2016, en su laboratorio de prótesis, “en el que se anunciaba como protésico dental, sin referencia alguna a la odontología”, a un paciente, “examinándole personal y directamente la boca, tomándole medidas para la elaboración de una prótesis”, función que solo pueden realizar los dentistas.

La jueza consideró probado que el acusado realizó actuaciones reservadas por la Ley 10/86 a los dentistas que vienen claramente desarrolladas en el Real Decreto 1594/1994, por lo que es responsable de un delito de intrusismo profesional y le condena a una pena de 12 meses de multa con una cuota diaria de cuatro euros, con la responsabilidad personal subsidiaria correspondiente.

El denunciado reconoció los hechos, por lo que se llegó a un acuerdo, siendo firme la sentencia, informó el Consejo General de Dentistas en un comunicado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*