Un nuevo caso de intrusismo profesional fue condenado, esta vez en Córdoba, donde un protésico dental asumió funciones de dentista para lo que no está licenciado.

La información la divulgó el Colegio de Dentistas de Córdoba, a través del Consejo General de Dentistas.

La sentencia es del Juzgado de lo Penal nº 3 de Córdoba contra un  protésico dental y propietario de una clínica dental en esta ciudad, que ofrecía tratamientos odontológicos pese a carecer de la titulación oficial de dentista requerida para ello.

 “La titulación del acusado es la de protésico dental, un título de formación profesional de segundo grado cuya diferencia en cuanto a los actos que puede realizar en relación con la profesión de odontólogo o estomatólogo se encuentra delimitada exhaustivamente en la ley 10/86 sobre odontólogos y otros profesionales relacionados con la salud dental”, se fundamenta la sentencia.

Entre 2012 y 2015 el acusado intervino a un paciente ajustándole cinco implantes, previamente colocados por un dentista titulado miembro de dicha clínica. También le tomo medidas para la confección de una prótesis que posteriormente adaptó y colocó al paciente.

Dos años después, el paciente volvió a la clínica tras la rotura de la prótesis, siendo de nuevo atendido por el acusado que le retiró la prótesis y volvió a colocarle la que llevaba antes de los citados implantes. Todas estas actuaciones, llevadas a cabo por el acusado, están reservadas exclusivamente a los dentistas.

La pena por asumir funciones de dentista contra este protésico es de doce meses de multa con una cuota diaria de trece euros y con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago o insolvencia del artículo 53 del código Penal, de un día de privación de libertad por cada dos cuotas impagadas y costas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*