Usar drogas para lidiar con el miedo al dentista no es una solución razonable, porque estas sustancias provocan graves problemas dentales.

La advertencia es del Consejo General de Dentistas, que se hace eco de una noticia muy publicitada en Estados Unidos, sobre la confirmación de sus colegas de que sus pacientes llegan drogados a la consulta para controlar la odontofobia.

Un comunicado de la Asociación Dental Americana (ADA) explica que se realizó una encuesta entre los odontólogos que trabajan en ese país.

En España, el Consejo recuerda que el cannabis, por ejemplo, provoca xerostomía (sequedad bucal), lo cual se asocia a un mayor riesgo de caries.

“Además, el tetrahidrocannabinol (THC), principal principio activo de esta droga, es un estimulante del apetito, lo que lleva al consumo de productos azucarados con mucha frecuencia y puede conllevar deficiencias nutricionales con repercusión en la salud general y en la salud oral”, detallan.

Esta droga también provoca una serie de alteraciones en los tejidos blandos, como es una mayor presencia de leucoplasia, lesiones potencialmente malignas, alteraciones periodontales e incremento del riesgo de cáncer oral, entre otros.

Sobre el uso de cocaína, los dentistas recuerdan que la sustancia fue el primer anestésico local que se utilizó, pero su carácter adictivo hizo que se rechazara su uso.

En su nota, el Consejo recalca la peligrosidad de esta droga que puede tener diferentes efectos en la boca, dependiendo de cómo se consuma.

En cuanto a la heroína, también incrementa el riesgo de bruxismo y de xerostomía. Además, conlleva un aumento de probabilidades de contraer infecciones virales, hongos y decoloración de la lengua.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*