La Covid-19 llegó a nuestras vidas este marzo de 2020 y desde entonces nos hemos visto sumidos en una crisis sanitaria sin precedentes, que ha obligado a tomar medidas que jamás pensamos que viviríamos. En las clínicas dentales se han impuesto unos protocolos muy estrictos que modifican por completo la visita al dentista.

Pero estas medidas son las que han conseguido frenar los contagios dentro de las clínicas dentales, con una enfermedad como está el riesgo 0 no existe pero acercarse lo máximo a él es sinónimo de éxito, pues bien, las clínicas dentales se encuentran en un 0,9% de contagios, algo que habla del buen trabajo que se está realizando.

La eliminación de los aerosoles fue una de las primeras medidas que se han tomado, se ha demostrado que estos aerosoles son uno de los mayores sistemas de contagio que existen. Los taladros dentales también han tenido que ser sustituidos por materiales más convencionales pero que reducen el riesgo de contagio. Se ha mejorado los sistemas de ventilación, para que las salas cuenten con aire limpio.

Por último, tanto dentista como pacientes utilizan numeroso material protector para reducir todos los riesgos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*