Por sus condiciones, las personas mayores deben prestar más atención en su salud bucal (en relación al resto de la población), porque otras dolencias propias de la edad,  pueden repercutir en el estado de la boca.

Entonces, una buena salud oral contribuye a un mayor bienestar físico y mental. Y eso es parte de la prevención, que además se puede aplicar a todas las edades.

Los siguientes cuidados pueden seguirse de cerca en las personas mayores por sus familiares y médicos.

–La higiene oral completa, con cepillado tres veces al día después de cada comida, acompañado del uso del hilo dental y del colutorio. Esto reducirá las posibles enfermedades y la halitosis.

–Si  el consumo de algún medicamento incide en la salud bucal, lo mejor es consultar con el médico de cabecera para ver si es posible sustituirlo por otro que no tenga ese efecto adverso. En muchos casos no será posible, por lo que es importante consultar con el dentista las posibles medidas de prevención.

–Realizar revisiones odontológicas cada seis meses para poder detectar  y tratar los problemas en una fase incipiente.

Si una persona se preocupa durante toda su vida de cuidar su boca, es muy probable que llegue a una edad avanzada con una salud bucal óptima.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*