No basta con someterse a un tratamiento de blanqueamiento dental para lograr una dentadura perfectamente blanca. Luego de ese procedimiento será necesario realizar algunas tareas e incluso eliminar hábitos que propiciaron las manchas en los dientes.

El blanqueamiento dental elimina manchas y el color amarillento que pueden tomar los dientes con el tiempo por el consumo de alimentos como el café y también por el tabaco.

Es un tratamiento que le devuelve confianza al paciente, porque al saber que los dientes están blancos sonríe con más frecuencia y habla sin temor.

Pero, el paciente tendrá que cuidar mucho más sus dientes después de un blanqueamiento. Estas son las tareas:

-Evitar alimentos oscuros. El refresco de cola, el vino tinto y el café son bebidas famosas y consumidas en grandes cantidades en el mundo, pero sus componentes manchan los dientes y los volverán a manchar después de un blanqueamiento si se siguen consumiendo.

-No fumar. De acuerdo con investigaciones científicas, 80% de las manchas en los dientes son producidas por la nicotina de los cigarrillos.

-Evitar alimentos condimentados y ácidos. Las frutas cítricas como la piña, el kiwi, la naranja e incluso el limón, pueden afectar la blancura de los dientes. También hay que incluir en esta lista el vinagre y algunas especias como el curry, el azafrán o la cúrcuma.

-Elegir la pasta de dientes ideal. No escoger dentífrico que tenga entre sus componentes colorantes artificiales.

-Seguir los consejos médicos. Una vez realizado el tratamiento, el dentista hará recomendaciones especiales para mantener la dentadura blanca. Lo mejor es seguirlas al pie de la letra.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*