En época estival las rutinas cambian y hay muchos aspectos que se descuidan, uno muy común es la higiene bucal. Durante las vacaciones es normal comer o cenar varios días en restaurantes, por lo que es habitual no lavarse los dientes tras la ingesta de alimentos.

Además las altas temperaturas también ayudan a la proliferación de bacterias en la boca, por lo tanto el verano es una época muy peligrosa para nuestra salud bucal, si no tenemos cuidado las infecciones pueden convertirse en algo habitual.

Por ello hay que hacer el esfuerzo de mantener la higiene de la boca, cepillándonos los dientes después de cada comida, tres veces al día, para poder disfrutar de las vacaciones sin sufrir percances en la boca.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*