A través del Consejo Europeo de Dentistas (CED) estos profesionales están dispuestos y preparados para asumir roles adicionales, dentro de sus áreas, en la lucha para detener el avance del coronavirus, que ya infectó a más de 400 mil personas en el mundo y mató a más de 14 mil.

En un comunicado del presidente del CED, Marco Landi, a la Comisión Europea, se describe que “la crisis del coronavirus COVID-19 ha demostrado claramente la necesidad de la cooperación internacional en materia de salud pública para conseguir que la Unión Europea desempeñe un papel importante en la política sanitaria y para la inversión en salud a todos los niveles”.

Landi expone: “el CED sigue apoyando a sus miembros, quienes están, junto con otros proveedores de asistencia sanitaria, en la vanguardia de la lucha contra el COVID-19, compartiendo información sobre las medidas nacionales relacionadas con la atención bucodental y transmitiendo las orientaciones generales puestas a disposición por fuentes internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro Europeo para el Control de las Enfermedades (ECDC) y la Comisión Europea”.

Además agrega que estos profesionales siguen dispuestos “a asumir tareas adicionales según sea necesario, por el interés de la salud pública, nuestros pacientes y nuestras comunidades”.

A los dentistas europeos les preocupan los impactos a largo plazo del coronavirus, por lo que sugieren a la Comisión Europea adoptar medidas para mitigarlo, en la disponibilidad de la atención bucodental en toda Europa, mediante el apoyo a los dentistas, incluso a los que trabajan en la práctica privada, “mediante los instrumentos nacionales de apoyo a las emergencias y dándoles acceso a la financiación disponible a nivel de la UE”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*