Los dentistas no pueden acogerse al permiso retribuido recuperable previsto en el Real Decreto-Ley 10/2020, del 29 de marzo, porque en su Orden SND/310/2020, el Gobierno establece que las clínicas dentales son consideradas centros sanitarios esenciales, para la atención de urgencias odontológicas.

En la Orden, publicada dos días después del Real Decreto-Ley,  se establecen dos categorías con relación a los centros, servicios y establecimientos sanitarios que se consideran servicios esenciales a los efectos previstos en el Real Decreto-ley 9/2020, del 27 de marzo.

Entonces, de acuerdo con el artículo 3, los centros, servicios y establecimientos sanitarios de carácter no esencial deberán paralizar toda actividad que implique algún tipo de desplazamiento. Y los trabajadores de estos centros sanitarios disfrutarán del permiso retribuido recuperable, de carácter obligatorio.

Pero, los centros, servicios y establecimientos sanitarios de carácter esencial, recogidos en el artículo 2 (categoría a la que pertenecen las clínicas dentales), no gozarán de ese beneficio.

“Los dentistas nos encontramos abandonados por el Gobierno, ya que al ser considerados como servicio esencial, no podemos acogernos a ninguna de las medidas económicas acordadas hasta el momento, lo que nos llevará al cierre en masa de las clínicas y, posiblemente, a su quiebra”, aseveró el presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro.

Por eso, esa organización colegial exigió que se decrete el cierre temporal de las clínicas dentales, pero dejando habilitada una red específica de clínicas para atender urgencias, siempre y cuando se disponga del material protector adecuado.

“Solo de este modo los dentistas podrán acogerse a las medidas económicas adoptadas por el Gobierno y paliar la difícil situación que está viviendo el sector”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*