El Consejo General de Dentistas ha destacado recientemente la relevancia de los dentistas en la detección temprana de la infección por VIH. Durante una exploración de la cavidad oral, los dentistas pueden identificar los primeros síntomas del VIH, como sequedad bucal, verrugas, úlceras, candidiasis y gingivitis, entre otros.

Además, las revisiones periódicas al dentista y una buena higiene bucodental, junto con los tratamientos antirretrovirales, mejoran sustancialmente la calidad de vida de los pacientes seropositivos. Por lo tanto, tanto la población como los profesionales sanitarios deben ser conscientes de que diagnosticar de forma temprana la infección por VIH es clave.

Óscar Castro Reino, presidente de la organización colegial, explicó que los dentistas pueden prevenir la mayoría de las lesiones orales asociadas a esta enfermedad, e incluso puede ser el primer paso para la detección y el tratamiento de esta enfermedad.

El papel del dentista va más allá de la salud bucodental. Los dentistas son profesionales de la salud que pueden contribuir significativamente al diagnóstico y tratamiento de enfermedades sistémicas como el VIH. Por lo tanto, es fundamental acudir regularmente al dentista y mantener una buena higiene bucodental.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*