La cadena de clínicas Dentix se enfrenta a los que muy seguramente sean sus últimos días. Los mandatarios han solicitado el preconcurso de acreedores dejando en el aire la situación laboral de sus empleados y los tratamientos de sus clientes.

Desgraciadamente esta es una situación ya muy familiar en nuestro país, otras cadenas como Vitaldent, iDental o Funnydent vivieron situaciones idénticas. Los propietarios solicitan un concurso de acreedores, se declaran en bancarrota y los empleados se quedan sin trabajo y los clientes a mitad de tratamiento, que en muchas ocasiones pagaron completamente.

En este caso todo simula que seguirá el mismo camino y que muchos pacientes se quedarán tirados mientras que más de 3000 personas perderán su empleo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*