El desequilibrio de la flora bacteriana en la boca es asociada a diversas enfermedades locales y sistémicas, como la caries, la enfermedad periodontal, la obesidad y patologías cardiovasculares.

Tambièn llamada disbiosis oral del microbioma puede presentarse por varias razones, entre ellas la edad, la salud bucal, la dieta y la geografía, aunque todavía falta información sobre la variación natural que se encuentra en el público en general.

Un grupo de científicos utilizò un modelo de crowdsourcing para obtener datos de composición bacteriana oral de los visitantes del Museo de Naturaleza y Ciencia de Denver.

El objetivo era determinar si las sospechas previas de asociaciones de microbiomas orales con la demografía, el estilo de vida y / o la genética de un individuo son sólidas y generalizables suficientemente para ser detectado dentro de una población general.

Previamente se sabe que la composición bacteriana es más diversa en los microbiomas juveniles en comparación con los adultos, afectados por hábitos de salud oral. Pero, en los jóvenes las variables que determinan son el sexo biológico y el peso.

Entre los resultados, los científicos hallaron el patógeno oral ‘treponema’ con mayor frecuencia en adultos sin visitas recientes al dentista y en jóvenes obesos. Además, los microbiomas orales de los participantes de la misma familia eran más similares entre sí que los microbiomas orales de individuos no relacionados.

La conclusión es que “las asociaciones de microbiomas orales notificadas previamente son observables en una población humana que contiene la variación natural que se encuentra comúnmente en el público en general”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*