La articulación temporomandibular es la encargada de unir la mandíbula con el cráneo. La intensidad a la que tiene que hacer frente es casi igual o incluso más alta que la del menisco en la rodilla.

Esta articulación es la encargada de permitir que se abra o se cierre la boca, es decir, es esencial en el día a día de las personas para comer, hablar, bostezar, etc.

Pero cuando se sufre de bruxismo, rechinar los dientes y apretar la mandíbula, esta articulación sufre y en casos se inflama. Al estar directamente conectada al oído, su inflamación afecta directamente al equilibrio de las personas que sufren de este problema.

Lo normal es sufrir en algún momento mareos o vértigos, sobre todo cuando se sale a hacer ejercicio. La solución pasa por acudir al médico o dentista, para que certifique de donde viene el problema, una vez detectado con fisioterapia se puede curar los problemas de la articulación y se dejará de sentir esos mareos y vértigos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*