Los dentistas comienzan a estar hartos de que diferentes cadenas de clínicas dentales puedan salirse con la suya y de un día para otro dejen en la calle a cientos de compañeros y a miles de pacientes con sus tratamientos a medias.

Además, normalmente, estas cadenas ofrecen unos precios mínimos, haciendo de este modo una competencia desleal a aquellos profesionales que trabajen realmente por la salud de sus pacientes y no por intentar sacar todo el dinero posible a costa de los clientes de la clínica.

Por todo ellos el Consejo General de Dentistas ha vuelto a solicitar al Gobierno que controle las actividades de ciertos grupos empresariales, que entran en los servicios dentales buscando sacar un beneficio y una vez que lo consiguen desaparecen con todo el dinero y dejan tirados a sus empleados y pacientes. Este tipo de situaciones ya han pasado demasiadas veces en nuestro país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*