Víctor Sánchez era el dentista más famoso de Venezuela, todas las personas más conocidas del país acudían a él para mejorar sus sonrisas. Donde más famoso se hizo fue entre las mises y modelos, las participantes de Miss Venezuela, concurso que logra la mejor audiencia del país latinoamericano, acudían a él para ganar el concurso.

Tras problemas con el régimen de Maduro tuvo que huir de Venezuela, aprovechando su fama en Latinoamérica abrió una clínica en Bogotá, otra en México y otra en República Dominicana. Su último paso fue venir a España a abrir una clínica en Madrid.

Abrió su clínica en el barrio de Moratalaz, pero cuando se descubrió todo huyó. En primer lugar Víctor Sánchez no estaba colegiado en España, por lo que no tenía permiso para ejercer en nuestro país, la clínica no cumplía con los requisitos de Sanidad para poder abrir una clínica. El colmo fue cuando aparecieron personas que habían pagado por uno de sus tratamientos y jamás lo recibieron.

Con el tiempo se descubrió que lo mismo sucedía en Colombia, México y República Dominicana, el que un día fuera uno de los dentistas más destacados de América Latina se había convertido en un estafador.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*