Los protocolos de bioseguridad en las clínicas dentales fueron reforzados a raíz de la aparición de la COVID-19. Acostumbrados a mantener a raya agentes externos, los dentistas supieron ponerse a la vanguardia y retomar sus actividades, a pesar de estar en la primera línea de riesgos de contagio.

Algunos de los equipos que utilizan son incómodos y engorrosos y generalmente causan daño físico, como hematomas faciales.

Con ese problema por delante, una compañía de Reino Unido desarrolló un purificador de aire ideal para los odontólogos.

Ahora, Denka distribuye una nueva forma de protección respiratoria: el respirador CleanSpace HALO. Solo en Reino Unidos, por los momentos.

Este equipo brinda la misma protección que el equipo respiratorio convencional, pero es más liviano y más fácil de usar.

Además, el respirador tiene una máscara transparente que permite una transmisión de voz clara, lo que facilita la comunicación entre el personal y los pacientes, y no utiliza cables ni paquetes de baterías montados en el cinturón, como otros dispositivos de protección, de acuerdo con Denka.

Agregó que el dispositivo es muy adecuado para quienes trabajan turnos prolongados y se puede limpiar y desinfectar fácilmente después de su uso.

El respirador utiliza la tecnología patentada AirSensit, que suministra aire fresco y filtrado (hasta 230 l / min de flujo de aire durante hasta 9 horas de tiempo de funcionamiento) a pedido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*