Entre el 60% y el 80% de los niños sufre problemas de caries, este problema se debe en parte al odio y miedo que tienen de acudir al dentista. Para muchos padres se convierte en una auténtica odisea tener que llevar a sus hijos al dentista.

Por este motivo, la empresa japonesa tmsuk ha desarrollado un robot humanoide que imita a la perfección los comportamientos de un niño en la silla de una clínica dental. Podemos ver como llora, grita, se mueve y patalea. Es importante que los dentistas y auxiliares estén preparados para afrontar todas las reacciones posibles derivadas del nerviosismo y el miedo de los más pequeños al someterse a tratamientos que pueden ir desde una simple revisión o un empaste hasta una cirugía algo más compleja.

Las prácticas de este tipo de acciones es muy difícil realizarlas con humanos reales, por ello, tiene una gran importancia el desarrollo de este tipo de robots, que facilitan la enseñanza y el trabajo futuro de los dentistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*