Nuevas formulaciones para resinas dentales, a partir de compuestos biobasados de origen orgánico, fueron creadas y patentadas por científicos del Departamento de Síntesis de Polímeros del Centro de Investigación en Química Aplicada en México.

Estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), indican que nueve de cada diez individuos en el país padecen caries, por lo que es indispensable buscar un producto orgánico, de bajo costo y accesible para la gente.

Así nació el proyecto, en el que fueron desarrollados monómeros que proceden de la glucosa, como el isosorbide, que es una materia prima que proviene de la caña de azúcar.

“El isosorbide es una de las materias primas de la que se han derivado formulaciones dentales y hay otros compuestos, que también son derivados de la glucosa como el xilitol y el manitol, que actualmente están siendo estudiados para el desarrollo de nuevos monómeros biobasados”, explicó María Lydia Berlanga Duarte, investigadora del Departamento de Síntesis de Polímeros del CIQA.

La resina dental es un material compuesto por una parte orgánica (monómero) y la contraparte es material inorgánico (carga), al mezclarlos a las proporciones adecuadas se obtiene el material empleado en las restauraciones dentales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*