Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Diabetes el pasado 14 de noviembre, el Consejo General de Dentistas quiso recordar la estrecha relación que existe entre esta patología de aumento de glucosa en sangre y la enfermedad de las encías.

Relación y puntos en común entre diabetes y patología periodontales

En los últimos años se ha constatado que la asociación entre estas dos enfermedades es bidireccional, es decir, que no solo la diabetes aumento el riesgo de sufrir enfermedades periodontales, sino que las enfermedades periodontales pueden afectar a la diabetes, perjudicando el control del nivel de glucosa en sangre. Los mecanismos que explican esta relación bidireccional se debe a que la activación del sistema inmunológico participa activamente en la patogénesis de la diabetes y sus complicaciones, y también en la patogénesis de las enfermedades periodontales.

Por ello se puede concluir que las personas que no hacen un buen control  de su glucemia son más propensas a sufrir enfermedades periodontales.

La diabetes provoca una respuesta inflamatoria importante frente a las bacterias patógenas presentes en la encía, alterando además la capacidad de resolución de la inflamación y la capacidad de reparación posterior, lo que acelera la destrucción de los tejidos de soporte periodontales. La diabetes hace que la sangre circule más lentamente por los vasos sanguíneos, que circulan por la cavidad oral disminuyendo el transporte de oxígeno y la retirada de productos de desecho, e incrementando el riesgo de infección gingival.

Las enfermedades periodontales se asocian a un peor control de la glucemia en diabéticos. Los diabéticos con periodontitis avanzada tienen 3 veces más riesgo de mortalidad cardiorenal (enfermedad cardíaca isquémica y nefropatía diabética, combinadas) que los diabéticos sin periodontitis.

Recomendaciones para los pacientes diabéticos

“El 90% de los pacientes diabéticos son propensos a padecer enfermedad periodontal, por lo que el cuidado de su boca es fundamental para evitar complicaciones y evitar que se establezca un círculo vicioso entre patología periodontal y diabetes”, explica el presidente del Consejo General de Dentistas, el Dr. Óscar Castro Reino.

Por ello, aconseja a las personas con esta enfermedad seguir las siguientes recomendaciones:

  • El tratamiento de las enfermedades periodontales es tan efectivo en diabéticos como en no diabéticos. Por lo que su control por el especialista dental será clave en la prevención de esta enfermedad.
  • Tener un control exhaustivo de la enfermedad para reducir el riesgo de padecer enfermedades bucodentales.
  • Tener una cuidada y continuada higiene oral, cepillándose los dientes después de cada comida con un cepillo de cerdas suaves y pasta dentífrica fluorada. Usar también un cepillo interdental o hilo dental para ayudar a la limpieza completa entre los dientes. Se aplica lo anterior de la misma manera si el paciente cuenta con prótesis dentales.
  • Evitar el tabaco y el alcohol.

En España, la Federación Española de Diabetes (FEDE) estima que hay 6 millones de personas con esta enfermedad, una cifra que va en aumento a pesar de que, en el 80% de las ocasiones, podría prevenirse con unos hábitos de vida saludables.

Los profesionales de la salud bucal tienen una gran oportunidad de identificar diabetes no diagnosticada o prediabetes entre sus pacientes, y referir a esos mismos a la consulta del médico o especialista en estas patologías. Es muy  necesario entrenar a los profesionales de la salud e informar a los pacientes, sobre los beneficios de la buena salud oral en relación con su diabetes.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*