El anuncio de la posibilidad de regenerar el esmalte dental dio la vuelta al mundo. Y  ahora estos científicos chinos dan más detalles de su hallazgo, a través de blogs especializados.

Ellos pudieron sintetizar los racimos de fosfato de calcio, el principal componente del esmalte, con un diámetro de solo 1,5 nanómetros.

Zhaoming Liu, coautor de la investigación de la Universidad de Zhejiang en China, y sus colegas, admite que el grosor de la capa es una limitación y trabajan para mejorarlo. Para hacer frente a las caries, las capas de esmalte tendrán que tener entre 0,5 y 2 mm de espesor.

El investigador aseguró que los materiales son baratos y pueden prepararse a gran escala. “Después de una intensa discusión con los dentistas, creemos que este nuevo método puede ser ampliamente utilizado en el futuro”.

Aunque es un tamaño pequeño, lo generado proporciona una formación extremadamente densa de racimos en estructuras similares al esmalte dental natural.

Los científicos lo lograron mediante el uso de la trietilamina, que ralentizó la adhesión de los racimos crecientes.

Para las pruebas de estos racimos, el equipo de investigadores utilizó los cristales de hidroxiapatita, que es similar al esmalte natural. “Los resultados mostraron que los cúmulos se fusionaron con este material y formaron una capa con una disposición mucho más apretada que los cúmulos más grandes anteriores”, explica la revista Maxilaris.

Luego, los científicos experimentaron con dientes humanos que fueron sometidos al contacto con ácido fuerte. En las 48 horas posteriores a la aplicación, los racimos también formaron una capa cristalina densa con un espesor de solo 2,7 micrómetros. Su resistencia y estabilidad eran tan buenas como las del esmalte natural.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*