España sigue sin reconocer la especialidad de ortodoncia con un título oficial. Por ello, Mario Menéndez Núñez,  vocal de la Comisión de Admisión de Miembros de Aesor, cree que este reconocimiento es clave para equiparse con Europa y, sobre todo, para velar por la salud bucodental de los pacientes.

Menéndez explica que España tiene una buena tradición de formación en ortodoncia, y existen másteres universitarios que cumplen con los criterios exigidos por la Unión Europea (UE) en lo que se refiere a duración, número de créditos, instalaciones, programas, número de alumnos, formación del profesorado.

Las directrices europeas concretas para el reconocimiento de la especialidad de Ortodoncia, marcadas por la acreditación oficial del máster por la Network of Erasmus Based European Orthodontic Programs (Nebeop).

“El único problema es que estas titulaciones académicas no están convalidadas como especialidad en España”, dijo Menéndez, quien explicó la confusión entre las labores que desempeñan dentistas y ortodoncistas. “Normalmente, el error reside en concebir al odontólogo como un especialista en todos los campos de la salud bucodental, cuando, en realidad, algunas ramas de la odontología requieren su especialización”.

Los pacientes deben estar claros en que los dentistas (odontólogos y estomatólogos) velan por la salud oral de sus pacientes y los ortodoncistas, en cambio, además de graduarse en Odontología, como los anteriores, debe realizar una formación adicional que es imprescindible para adquirir la capacidad de elaborar un diagnóstico correcto y ofrecer el tratamiento de ortodoncia más adecuado en todo el tipo de maloclusiones.

España es, actualmente, de los pocos países de Europa donde no hay un título oficial de especialista reconocido ni regulado en línea con las directrices de la UE, junto con Austria -donde ya se está legislando- y Luxemburgo. De esta forma se explica que puedan darse casos en los que un profesional que no tiene los conocimientos adecuados pueda llevar a cabo tratamientos de ortodoncia, algo que pone en riesgo la salud bucodental de los pacientes españoles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*