La forma del implante podría determinar el éxito de un procedimiento de implantología. Es así como un estudio demostró que los diseños de cuello microrroscado preservan más el hueso crestal, lo que le da mayor estabilidad a la pieza.

La investigación de las universidades Kentucky en Lexington y Dammam en Arabia Saudita incluyó los datos de 23 artículos publicados entre enero de 1995 y junio de 2016 obtenidos a través de una búsqueda relevante de palabras clave en tres bases de datos electrónicas.

El estudio, titulado “Microthreaded implants and crestal bone loss: A systematic review”, fue publicado en Journal of Oral Implantology.

Los investigadores determinaron que los hilos más profundos permitieron una mayor estabilización entre el implante y el hueso, especialmente en hueso débil. También observaron que se perdió menos hueso crestal con implantes que tenían cuello microrroscado que con aquellos con una superficie mecanizada o rugosa convencional.

Esto quiere decir que la geometría afecta la cantidad de estrés y tensión en el implante.

La comunidad científica está llamada a realizar más ensayos para evaluar cómo la pérdida ósea puede verse afectada por diferentes tipos de implantes.

Mientras tanto, los investigadores sugirieron que en futuros estudios se utilizaran técnicas de imagen estandarizadas para evaluar la colocación de implantes con cuello microrroscado en sitios con aumento de hueso.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*