Luis Díez e Isabel Ana Arquimbau, impulsores de la Clínica Zara Dental, recurrieron ante el Tribunal Supremo la sentencia que los obliga a pagar 60.000 euros de multa por daños materiales y morales.

Su defensa argumenta que existen más de 110 empresas en España que tienen entre su denominación la palabra Zara distintos conceptos. También rechazan uno de los argumentos de la sentencia, que sostiene que sus ventas crecieron durante el tiempo que utilizaron esa denominación.

“Un informe pericial que está en el procedimiento señala que durante ese periodo es cuando menos incremento de beneficios tuvo la Clínica”, sostiene la defensa, que apunta que recibió el visto bueno para el registro de la marca tanto a nivel nacional como europeo.

La sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona consideró “un hecho incontrovertido que Zara es una marca notoria”, por lo que su titular, Inditex, “no solo tiene derecho a impedir que terceros utilicen, sin su consentimiento, signos idénticos o semejantes para productos o servicios idénticos, sino también para productos o servicios que no sean similares a aquellos para los que esté registrada la marca”, como es el caso de una clínica dental.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*