La partida de 49 millones de euros destinada a las comunidades autónomas para la ampliación de los servicios de salud bucodental de la sanidad pública no será suficiente si se quiere incluir al dentista en el sistema.

Para lograr este fin, que es parte de un promesa del gobierno, harán falta 5.423 millones de euros.

Es lo que indica el informe ‘Propuesta para una ampliación inclusiva de la asistencia bucodental en España’, encargado por Vitaldent.

La asignación de recursos es parte del cumplimiento del acuerdo de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos para la introducción progresiva de la atención a la salud bucodental de la población en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud.

Los 49 millones de euros están incluidos ya en proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021, aunque el Consejo General de Dentistas ha dicho que es una cifra insuficiente.

El documento contempla cuatro escenarios posibles: sin copago, con el coste mencionado anteriormente; con un copago del 15%, que tendría un coste de 5.155 millones; con uno del 25%, 4.977 millones, y con otro del 50% que lo rebajaría hasta los 4.532 millones.

Según los cálculos realizados por el grupo de profesionales que ha elaborado el documento, en un sistema sin copagos, el incremento de la demanda esperado sería del 47,5%, lo que elevaría el gasto total en asistencia bucodental a los 5.423 millones de euros. Esto supondría un 4,9% del gasto sanitario total y un 0,54% sobre el total del PIB.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*