De entre los productos sanitarios, los servicios dentales son los que más aumentaron de precio en julio pasado, de 3,4 por ciento. Se trata del cuarto mes de crecimiento.

El índice de Precios de Consumo (IPC) muestra el incremento del renglón sanitario en 0,1% en el séptimo mes del año, en el marco de la mayor alza general de precios, desde 1984.

Han aumentado, también, los importes de otros servicios paradémicos, con un 3,2 por ciento, y otros aparatos y equipos terapéuticos, con un 2,4 por ciento.

Otros productos sanitarios que repuntaron en el mes de estudio, siempre de acuerdo con los datos oficiales, se encuentran los servicios de médicos especialistas, con un 2,2 %; los audífonos, con un 1,6 por ciento; los servicios hospitalarios, con un 0,7 por ciento; y los productos farmacéuticos, con un 0,6 por ciento.

El único apartado sanitario que bajó sus precios en julio fue el de las gafas graduadas y lentes de contacto, con una caída del 0,1 por ciento, con en el mes precedente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*