El grafeno es uno de los materiales más resistentes del mundo, al punto que se usa en la fabricación de chalecos antibalas o de chasis para vehículos y aviones. Ahora, podría estar en el consultorio de un dentista.

Sí, en el uso de la odontología podría haber grafeno de por medio, tras una investigación en la que participó el profesor de Dentistry de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Salvatore Sauro, en colaboración con otros dos investigadores del Departamento de Farmacia de la CEU UCH, Alicia López y Adrián Alambiaga, y junto a las Universidades de Milán y Río de Janeiro.

El estudio, que ganó el premio otorgado por la Academy of Dental Materials, se centró en las propiedades físicas, químicas y antimicrobianas de un material dental resinoso enriquecido con grafeno.

Hay que recordar que hoy la innovación en el diseño de materiales para resinas y prótesis dentales más duraderas es un ámbito importante para el desarrollo de la odontología.

Y el grafeno, probado en la medicina regenerativa, ahora hace su debut en la odontología con esta investigación que tiene grandes aportes de científicos españoles.

Los investigadores experimentaron una resina dental de Polimetilmetacrilato (PMMA) enriquecido con grafeno y compararon sus propiedades físicas, químicas y microbiológicas con las de una resina PMMA no enriquecida, en un modelo experimental de envejecimiento acelerado en saliva artificial o etanol.

“Los resultados de este estudio nos han permitido demostrar que la adición de grafeno en este tipo de resinas dentales para la fabricación de prótesis odontológicas mejora las propiedades mecánicas y microbiológicas de estos materiales, en las condiciones de un ambiente extremo para cualquier material, como la cavidad oral”, celebró Sauro.

El científico español habla de la resistencia flexural a la rotura del material enriquecido con grafeno, que ha sido estadísticamente más alta que la del mismo material no enriquecido, en su experimento.

Además  se suma una menor absorción de agua, lo que mejoraría su durabilidad en la cavidad oral, y una mejor estabilidad frente a la degradación hidrolítica.

También ofrece mayores niveles de biocompatibilidad, porque  el nuevo material enriquecido con grafeno tiene una menor liberación de fragmentos de PMMA.

Sauro añadió que el material dental experimental enriquecido con grafeno ha mostrado también una significativa reducción en la proliferación de bacterias, como Streptococcus mutans, así como en la formación de biofilms.

“El reto ahora -destacó Sauro en varias entrevistas a medios especializados- es lograr que las propiedades que el grafeno aporta a estos materiales se mantengan en periodos prolongados, para garantizar la durabilidad necesaria en las prótesis dentales”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*