Tras aprobarse la nueva ley que obliga a vacunarse a los profesionales médicos, la asociación profesional médica de Italia ha suspendido a 1.900 médicos y dentistas que se negaron a recibir la vacuna o su dosis de refuerzo.

Este número equivale a un 0,4% de todos los profesionales doctorados, pero desde la asociación temen que este número se amplíe, ya que hay todavía 30.000 profesionales que no han completado su pauta vacunal.

La suspensión de los no vacunados por parte de la federación profesional médica “no tiene la intención de ser punitiva”, aseguró Anelli. “El objetivo, como dice la ley, es proteger la salud pública y mantener las condiciones adecuadas de salubridad al proveer la atención médica”.

Además, la asociación rinde homenaje a todos los profesionales médicos que han dejado su vida cuidando de los demás. Publican sus nombres para que no sean olvidados. Hasta ahora, en Italia han fallecido 366 profesionales de la salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*