En la ciudad de Barcelona llevan más de dos semanas de protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hásel, por momentos estas manifestaciones se han vuelto violentas con acciones contra el mobiliario urbano y negocios que se encuentran a pie de calle.

En los últimos días diferentes clínicas dentales han sido víctimas de esta violencia y han salido perjudicadas sus fachadas y escaparates principales. Con la crisis provocada por el coronavirus las clínicas ya han sufrido mucho y ahora ven como tienen que hacer frente a más problemas.

Por todo ello, el Consejo General de Dentistas ha condenado todos estos actos de violencia, defendiendo que cada negocio es llevado con esfuerzo y dedicación y que son el pan que da de comer a muchas familias. No entienden que se ataque de esta forma a personas que nada tienen que ver con los motivos de las protestas y que están siendo gravemente perjudicadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*