Cuando es necesaria la preparación de coronas completas de dientes profundamente destruidos es muy posible la pérdida de gran parte de las paredes dentales, lo que provoca un debilitamiento adicional de la sustancia dental y  pérdida de retención.

En esos casos, es recomendable un método que permita el uso de endocoronas, como lo prueba este caso clínico publicado en la revista ‘Dental Visionist’, de VITA, en el que se utilizó la cerámica de feldespato VITABLOCS Mark II (VITA Zahnfabrik) para confeccionar una de estas coronas de manera rápida y económica.

“Para restauraciones mediante endocoronas de cerámica de feldespato, los estudios clínicos revelan un índice de supervivencia de 99,6% tras un periodo de observación de siete años”, explicó Oxana Naidyonova, quien detalló el procedimiento.

Se trató de una paciente de 48 años, que  acudió a la clínica porque el diente 34 se le había fracturado y otro odontólogo le había dicho previamente que no se podía salvar.

“Durante el examen clínico se observó un defecto distooral muy extendido. La encía se había adentrado en la cavidad. La radiografía reveló una obturación insuficiente del canal radicular. Dado que una  preparación de corona completa habría provocado una pérdida de las zonas de pared vestibulares y mesiales del diente, se decidió realizar una endocorona con VITABLOCS Mark II”.

Tras la gingivectomía, se reconstruyó el diente 34 con composite mediante láser y se llevó a cabo un tratamiento de revisión.

Con todos los trámites técnicos superados, se diseñó digitalmente la endocorona y se confeccionó a partir de VITABLOCS Mark II mediante la unidad de fresado MyCrown Mill (FONA Dental, Bratislava, Eslovaquia).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*