En los últimos años, las técnicas odontológicas han experimentado una transformación abrumadora que ha llevado a las clínicas dentales a estar en continua actualización y que ha implementado nuevas rutinas en el día a día de nuestra higiene y salud bucal.

La Inteligencia Artificial también se hace un hueco en el plano odontológico en la etapa del diagnóstico y del posterior tratamiento. Desde nuestra clínica dental situada en Madrid Centro, queremos hablarte sobre cómo la Inteligencia Artificial ha cambiado la forma en que nos enfrentamos a cualquier situación que comprometa a la integridad bucal de nuestros clientes. 

La Inteligencia Artificial tiene varias aplicaciones en torno a la práctica odontológica: 

  • En la interpretación de rayos X: La Inteligencia Artificial reconoce patrones a partir de una gran cantidad de datos. En este caso, las radiografías dentales requieren de mucha experiencia por parte del dentista a la hora de mostrar una buena interpretación de la situación de la dentadura del paciente. 
  • En los implantes dentales: En este caso, la Inteligencia Artificial es capaz, de predecir qué tipo de pacientes pueden sufrir efectos secundarios derivados de sus implantes dentales y así lograr prevenirlos. A partir del estudio de casos con periimplantitis, que ya estaban recibiendo terapia reconstructiva, y casos con implantes sanos, se ha determinado un tipo de bacterias nocivas y células inmunitarias capaces de combatir la infección.  
  • En la relación con los pacientes: A través de un análisis del comportamiento de los pacientes de la clínica, esta puede optimizar sus servicios y adelantarse a cualquier tratamiento que puedan necesitar sus clientes en el futuro. El trato personalizado es otra de las ventajas que proporciona la Inteligencia Artificial en el trato con los pacientes, ya que permite conocer sus costumbres, rutinas y atención a los mensajes de la clínica.  

El futuro de la Inteligencia Artificial en la odontología

La Inteligencia Artificial ha llegado para quedarse en cualquiera de los terrenos de nuestro día a día y también en el de la higiene y salud bucal. El diagnóstico y tratamiento individualizado a cada paciente será uno de los puntos que se desarrollen durante los próximos años, así como la automatización en las salas de operaciones.  

Las nuevas tecnologías se van poco a poco metiendo cada vez más en nuestras vidas, aunque siempre prevalecerá el factor humano tomando la última decisión para determinar cómo actuar en cada caso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*