Son muchos los aspectos que tienen que cuidar las clínicas dentales en esta época de pandemia, ya que, por el trabajo que realizan, son uno de los lugares más sensibles a sufrir contagios.

Los protocolos que tomaron desde la apertura de las clínicas han sido muy estrictos pero a la vez muy efectivos, han conseguido unos resultados excelentes consiguiendo una de las tasas de contagio más baja que se puede tener, un 0,9%.

Estos datos son un orgullo para todo el sector dental, hablan del gran trabajo y esfuerzo que hay detrás, del compromiso de todos los profesionales. Y todo ello después de una cuarentena en la que no pudieron abrir sus puertas y sufrieron por mantener las clínicas abiertas, ya que en un inicio no recibieron la ayuda del ERTE.

Una vez superada esa crisis, y con un gran trabajo realizado, están contando con la ayuda de las empresas de limpieza, que acuden diariamente a desinfectar las clínicas para que al día siguiente los dentistas puedan continuar con su trabajo. Empresas como Serlimp, especialistas en la limpieza de oficinas y la limpieza de comunidades de vecinos, tienen una amplia experiencia con clínicas y laboratorios. Esto hace que sea una empresa perfecta a la hora de realizar este trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*