Dado el boom que ha tenido la tecnología en la odontología tradicional, la clínica que no posea algún equipo novedoso, en cualquiera de sus áreas, podría perder oportunidades de obtener excelente reputación y captar clientes.

Por ello, todo lo que implique un desembolso en odontología no será un gasto sino una inversión, de acuerdo a la revisión que se hace actualmente de odontología digital.

Desde hace 10 años, los sistemas de diagnóstico, planificación, registro, diseño y ejecución han experimentado un imparable crecimiento en lo referente a la calidad de las imágenes diagnósticas, registros intra y extraorales y de las prótesis confeccionadas digitalmente.

Incluso en la forma de abordar al paciente ha habido intervención de las nuevas tecnologías, pues ahora la cita puede hacerse desde una aplicación móvil, e incluso obtener datos básicos de la persona.

Los beneficios, está claro, son incontables y la calidad de los trabajos, si se siguen los protocolos adecuados, ha experimentado un enorme avance que finalmente redunda en nuestros pacientes.

Por eso, el dinero que se va a la compra de equipos y formación de personal no es gastado en un saco roto, es invertido. Porque todo esto aporta cada vez más y más funciones en todos los campos de la actividad profesional: diagnóstico, planificación, registro y ejecución clínica o de laboratorio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*