La Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) y la Sociedad Española de Neurología (SEN) crearon un grupo de trabajo conjunto para sensibilizar sobre  el ictus isquémico y su relación con la periodontitis avanzada.

Se estima que una persona con periodontitis avanzada tiene tres veces más probabilidades de sufrir un ictus isquémico futuro que una persona con las encías sanas. Pero si el paciente ya ha sufrido un ictus, el riesgo de un segundo evento vascular es dos veces mayor en aquellos que presentan formas avanzadas de periodontitis.

Y hay que tomar en cuenta que “en España solo un 5% de la población adulta está sana periodontalmente, más de la mitad padece gingivitis y un 38% de media tiene periodontitis, incrementándose esta cifra hasta el 65% en mayores de 55 años”, recalcó Yago Leira Feijóo, coordinador por parte de SEPA del grupo de trabajo.

El acuerdo surgió en el marco del Día Mundial del Ictus 2020, que se celebró el 29 de octubre. Se recuerda además que el ictus es uno de los grupos de enfermedades cardiovasculares con mayor morbimortalidad.

“Cada año 71.780 españoles sufren un ictus y de estos un 13% no sobreviven al mismo, lo que hace que esta enfermedad sea la segunda causa más común de muerte en España”, informó Leira.

Se sabe que una exposición acumulada a ciertas bacterias orales, como las involucradas en la periodontitis, produce un estado proinflamatorio crónico no solo a nivel de las encías sino también en el resto del cuerpo, aumentando el riesgo de padecer un ictus.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*