La enfermedad periodontal segrega bacterias en la sangre que pueden llegar a movilizar la placa ateroma y desencadenar un infarto. De acuerdo a estudios realizados recientemente, el riesgo aumenta 40%.

También se ha descubierto que el accidente cerebrovascular tiene una mayor incidencia en las personas mayores, quienes tienen una salud bucodental más delicada.

El coordinador en España del Libro Patología Periodontal y Cardiovascular, Blas Noguerol, explicó que aunque los mecanismos que justificarían la relación entre las enfermedades periodontales y el ictus son los mismos que para el infarto, la evidencia no es tan consistente, pues hay menos evidencia basada en artículos científicos.

Mientras que el director del Comité Científico de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), Migue Carasol, apuntó que desde 1989 se conoce la asociación entre las enfermedades periodontales y los accidentes cerebrovasculares.

“Se sabe que una persona con periodontitis tiene 1,6 veces más riesgo de sufrir un ictus que las personas sanas periodontalmente o con gingivitis. Este riesgo no es muy elevado, pero el problema es que estamos hablando de enfermedades muy frecuentes y con graves consecuencias para el paciente, muy especialmente en el ictus”.

Otro dato importante a tomar en cuenta es que casi la mitad de los americanos adultos mayores de 30 años padecen periodontitis moderada o severa, lo que hace que esta situación se convierta en un tema de salud pública.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*