En varios países europeos se encuentran en una situación similar a la que vivimos entre los meses de marzo, abril y mayo; es decir, un confinamiento domiciliario. No son tan estrictos como los de la primera ola, se conoce mucho mejor al virus y se sabe como es mejor que nos comportemos y que actividades se nos puede permitir realizar.

En España todavía no se ha llegado a ese punto, pero no se descarta que se tomen decisiones por ese camino. Los dentistas ya han dejado claro que si esto sucede se debe defender que las personas puedan seguir acudiendo a revisiones y a continuar con sus respectivos tratamientos a las clínicas dentales, ya que esto es vital para su salud y durante la primera hora se frenó por completo.

El Consejo Europeo de Dentistas (CED) ha emitido un comunicado en el que recomienda la continuidad de la prestación de servicios de atención bucodental durante la pandemia por la COVID-19, que suscribe el Consejo General de Dentistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*