La incorrecta posición de los dientes es más que un problema estético para quien la padece, por lo que su abordaje debe ser amplio.

La maloclusión puede tener efectos negativos también sobre la salud en general, y es un fenómeno muy extendido entre la población.

A priori, “sufrir un leve desvío en la alineación de las piezas dentales no tiene por qué causar problemas, sin embargo, cuando el ángulo de esta desviación es más pronunciado de lo debido, hay que tomar medidas”, señala Manuela Escorial, odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental, en la web de divulgación de la institución.

“Los dientes torcidos suelen generar una mordida incorrecta que puede llevar, a largo plazo, al astillamiento en la parte inferior e incluso fractura de algunas piezas dentales, siendo necesaria su reposición. Además, las piezas dentales pueden desgastarse más de la cuenta”, advierte Escorial.

Pero además, pueden afectar las encías y la cabeza en general, ocasionando molestos dolores o cefaleas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*