Las visitas al dentista son necesarias porque los odontólogos tienen la formación, habilidades y capacidad para reconocer las enfermedades de la boca que una persona normal no tiene.

De hecho, hay enfermedades bucodentales que no producen molestias o signos visibles sino mucho después de su aparición, cuando ya es tarde para actuar de forma sencilla.

Algunas personas creen que no necesitan ir al dentista porque no sienten nada diferente o molesto en la boca, pero se equivocan. Tal vez se esté desarrollando una enfermedad sin que sepa.

Estas son las tres enfermedades bucodentales más comunes en los adultos:

Caries

La descomposición de los alimentos consumidos en conjunto con la salivación produce ácidos que son aprovechados por bacterias que viven en la placa dental. Estas bacterias, de no ser atacadas, corroen primero la superficie de los dientes hasta llegar al conducto nervioso, en el centro de la pieza dental.

De lograr llegar tan lejos, la caries podría producir la pérdida de dientes o permitir la entrada de bacterias y microorganismos que causan enfermedades como la halitosis.

Gingivitis

La inflamación de las encías aparece debido a un proceso infeccioso causado por las bacterias de la boca, impulsadas por una mala higiene bucal, que deja residuos de alimentos que se acumulan en la línea entre los dientes y la encía.

Si la gingivitis no es atendida rápido y debidamente, el hueso de los maxilares puede verse afectado y convertirse en periodontitis, que conduce a la pérdida de los dientes.

Periodontitis

Cuando la gingivitis no se trató a tiempo y se le permitió avanzar se le llama periodontitis, que se profundiza en las encías y llega a deteriorar el hueso alveolar de manera que se va perdiendo el área de sustentación de los dientes.

Para prevenir la periodontitis y la gingivitis la recomendación es realizarse limpiezas dentales periódicas, en las que el médico elimina placa bacteriana, sarro y manchas que se acumulan en los dientes o debajo de las encías.

Halitosis

El mal aliente puede deberse a diferentes causas, pero la higiene bucal deficiente es la principal, seguida de caries sin tratar y gingivitis. Cuando se tiene mal aliento o se tienen dudas, lo ideal es acudir a las clínicas dentales para descartar cualquier problema bucal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*