El verano rompe rutinas y costumbres, los horarios no son fijos, la alimentación cambia por completo, incluso afecta a la higiene, no siempre nos cepillamos los dientes después de cada comida. Se puede disfrutar, pero los dentistas alertan de descontrolarlo todo sin tener un mínimo de cuidado, se debe mantener una rutina de higiene.

Además, animan a mantener una dieta con poca consumición de bebidas azucaradas y carbonatadas y de comidas azucaradas y procesadas. Esto también es muy importante, ya que son muchos los que modifican por completo sus dietas y dañan su dentadura ante el escaso cuidado que tienen durante esos días.

Transmiten el mensaje de que se pueden cuidar y disfrutar de esas fechas, ambas cosas casan si se es responsable en esos aspectos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*