Los dentistas unidos a otros profesionales sanitario como enfermeros, farmacéuticos, fisioterapeutas, médicos, podólogos y veterinarios han solicitado tener acceso a test rápidos del COVID-19, además de a material de protección.

Esta semana los dentistas han logrado un importante objetivo ya que podrán realizar ERTES lo que significará un importante desahogo económico en aquellas clínicas que tenían sus puertas cerradas.

Ahora centran todos sus esfuerzos en medidas sanitarias efectivas, para que todos aquellos que prestan servicio de urgencias lo hagan en unas condiciones correctas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*