Las infecciones respiratorias, como resfriados y gripes, aparecen también en verano, aunque no tanto como en invierno. Por lo que el Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife recomienda, como primera tarea, tomar mucha agua, para evitar la sequedad en la boca.

Estas enfermedades pueden provocar dolor de muelas o dientes, porque algunos procesos gripales vienen acompañados de inflamación de los senos paranasales y maxilares (sinusitis). Los últimos están localizados justo sobre los molares superiores. La inflamación de estructuras próximas a los nervios provoca su estimulación al comprimirlos.

La sugerencia del Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife es difundida por el Consejo General de Dentistas, a través de una nota informativa en su sitio web Gaceta Dental.

“La habitual congestión nasal –sigue la advertencia- provoca que se respire por la boca, lo que aumenta la sequedad, una situación que aumenta el riesgo de irritación y de aparición de caries”.

Si en el proceso gripal hay vómitos recomendable enjuagar la boca con agua (o mejor con leche) y no cepillar los dientes de forma inmediata.

Luego de todo esto, será necesario cambiar el cepillo de dientes, sobre todo en caso de que el origen de la infección sea bacteriano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*