Los neandertales, los parientes homínidos más próximos a los humanos de hoy, tenían bacterias en la boca y llegaron a padecer caries, la enfermedad que actualmente afecta a buena parte de la población.

Estos antepasados directos habitaron Europa y Asia occidental desde hace aproximadamente 230 000 años hasta su extinción definitiva hace unos 40 000 años. Eran principalmente cazadores y solían vivir en pequeños grupos de entre 15 y 30 individuos.

Convivieron con los Homo sapiens durante el Pleistoceno y, según los últimos datos genómicos, en el genoma actual hay restos de ADN neandertal, lo que demuestra que ambas especies tuvieron relaciones sexuales.

 El registro fósil de estos humanos está representado por unos 400 individuos. Y tras nuevos estudios, ya se sabe algo de sus microbios, tomados de algunos huesos de la dentadura.

Científicos comprobaron que algunos dientes tenían caries. Como están causadas por bacterias se les ocurrió extraer el ADN y secuenciarlo, por si tenía restos microbianos. Y encontraron rastros de caries.

Este análisis puede dar mucha información sobre cómo era la microbiota de nuestros antepasados.

Por ejemplo, comprobaron que el 93 % de las secuencias eran bacterianas, el 6 % de arqueas, y el resto de microorganismos eucariotas y virus.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*