Una mala salud oral aumenta al doble las probabilidades de tener problemas cardiacos, recordó el Consejo General de Dentistas, al celebrarse el Día Mundial del Corazón, el 29 de septiembre.

De acuerdo a una nota de prensa que difundió el Consejo, citando a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren en el mundo 17,9 millones de personas a causa de la enfermedad cardiovascular y se estima que la cifra ascenderá a 23 millones en 2030.

Además, recalcó que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en España, con una tasa media de 230,5 fallecimientos por cada 100.000 habitantes, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El parte médico indica que la hipertensión, el colesterol alto, la diabetes, la enfermedad periodontal, el sedentarismo, una dieta poco saludable, y el tabaco y el alcohol, son los principales factores de riesgo cardiaco. Controlándolos se podrían prevenir entre el 80%-90% de las muertes prematuras.

¿Por qué ocurre esta relación? Se ha determinado que las bacterias orales afectan las paredes de los vasos sanguíneos, provocando una respuesta inflamatoria en el organismo. Esto es debido a que se liberan sustancias llamadas mediadores inflamatorios, los cuales pueden dañar la pared de las arterias, facilitando la formación de placa (ateromas) que tapona las arterias y da lugar a una patología cardiovascular (infartos de miocardio).

En España, 8 millones de personas padecen enfermedades periodontales, como la gingivitis, de los cuales, 2 millones acusan la enfermedad de forma grave.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*